25 enero, 2014

TENGO UN ESPEJO MALO Y OTRO BUENO




Tengo un espejo malo y otro bueno
El primero perteneció a un ángel que nunca tuvo la intención de caer
El otro es obsequio de una anciana que amaba a las orquídeas

Tengo un espejo que ríe y otro que llora
Uno es la reencarnación de una ventana que daba hacia el mar
El otro reclama que ya no se refleja en mí como ayer

Tengo un espejo de aire y otro de fuego
A uno le gusta el vuelo rasante de los sentidos
El otro prefiere la carne liberada de hastío

Tengo un espejo grande y otro pequeño
El primero es muy gentil pero a veces se queda con mi rostro
El otro tiene más de una razón para estar enfadado

Tengo un espejo viejo y otro nuevo
Al primero le aterra no llegar a tiempo al amanecer
El otro está cubierto de sépalos, no tiene opinión


Tengo un espejo de luz y otro de sombra
El primero es una promesa que sólo se cumple al regresar
Al otro nadie le dice lo que tiene que hacer






6 comentarios:

  1. Que belleza.
    Imposible recogerla en cada espejo.

    ResponderEliminar
  2. Me alegra entrar en su casa, sentir la agradable sensación de buen gusto que le caracteriza y encontrarme con dos espejos. Uno para mirarme. El otro, para verme.

    ResponderEliminar
  3. Me he dado cuenta que mis mejores espejos yacen en la mirada de los otros. Los míos parecen de circo... o me endiosan o me empequeñecen.

    ResponderEliminar
  4. Los espejos reflejan nuestra imagen, no siempre somos lo suficiente valientes para enfrentarnos al espejo, a veces. no nos gusta lo que vemos..
    Maria Eugenia

    ResponderEliminar
  5. En mi espejo veo tu rostro y ne pregunto como veo tu rostro en mi

    ISA

    ResponderEliminar
  6. Espejito mágico con ventana de Microsoft y daliassáb. ene. 25, 03:28:00 p.m. 2014

    ¡Ay, los espejos!Cuando se nos rompen no queda otra que hacernos con uno nuevo.

    ResponderEliminar