08 octubre, 2015

ORACIÓN SIN FE


Registro de Paz Errázuriz, del libro "Infarto del Alma", con textos de Diamela Eltit, un recorrido alucinante y doloroso para encontrar algo que, precisamente por no estar a la vista, estaba a la vista: el amor y la amistad en los manicomios




(A Carlos, maestro en el arte de conseguir cigarrillos,  que una vez me ofreció trabajo como gerente de su cadena de supermercados en Transilvania) 


Ruego con toda la fe que no tengo
por esas almas ajenas a toda eternidad 
que quedaron atrapadas 
en las alcantarillas de la razón 

Ruego por esos dioses de la ternura 
que en ficticios bares de buena muerte 
confesaron sin pudor sus propios naufragios
a los que sobrevivieron sin sobrevivir

Ruego con la sangre y con el intestino
por esos niños que juegan acalambrados
a deslizarse por el tobogán de los días
como robándole el posarse a las mariposas

Ruego con el corazón y con el páncreas
para que sus naves no zozobren de impaciencia
para que nunca les falten café ni cigarrillos
ni esa huraña premonición de que existe un hoy y quizás un mañana

Y termino esta oración sin fe
pidiendo que sus rumbos 
estén siempre y para siempre libres
de toda forma de muerte trivial 





No hay comentarios.:

Publicar un comentario