23 junio, 2016

NO HACE FALTA MORIR




Abuela, Albert Samuel Anker (1831 – 1910).



No hace falta morir 
si tienes una abuela
añosa como el árbol reencarnado
que en las apacibles tardes de domingo
cuando todos duermen la siesta
se desprenda de sus cuerpos
y te dé permiso para llorar
hasta pasado mañana





No hay comentarios.:

Publicar un comentario