17 febrero, 2014

PUENTES COLGANTES





Cuando yo era niño
solía mi padre obligarme a cruzar
frágiles puentes de madera
sin barandas
que atravesaban de orilla a orilla 
los caudalosos ríos del sur

Acabo de cumplir
medio siglo de vida
y todavía no tengo claro
si maldecirlo 
porque soy tan cobarde
o darle las gracias 
porque soy tan valiente








3 comentarios:

  1. Que sencillamente bello mi querido poeta.

    ISA

    ResponderEliminar
  2. No te imaginas cuántos años tardé en escribir este poema

    ResponderEliminar