28 marzo, 2014

NO LE PIDAN A DIOS



No le pidan a Dios
para nosotros
descanso eterno
No la paz
No la eternidad

Pídanle más arrojo
mejor puntería
y a lo sumo
un poco de tiempo
para remontar

Tantas vidas navegando 
contra todas las corrientes
con la memoria tatuada en el iris
con los relojes sedientos
con nuestros gritos de guerra

No le pidan a Dios
para nosotros
descanso eterno
No el cielo
No la resurrección

Pídanle

más injusticias que reparar
más ríos para cruzar
más cercas para correr
más tintas para el mimeógrafo

Pídanle
una sangre aun más roja
una noche aun más negra
Más siempres
menos nuncas




3 comentarios:

  1. Bello, siempre bello!
    Claro, si, más tiempo, para seguir encontrándonos.

    ResponderEliminar
  2. no habra paz verdadera hasta que nuestros gritos,ahogados por manos asesinas resusitaen ante el espectaculo siempre gratificante de la justicia....tiene que existir un juez justo.

    ResponderEliminar