15 octubre, 2015

NO VIOLÍN






La gente de la montaña rusa
se entibia las manos en las estrellas
tiene hijos con la luna o con el sol
organiza sindicatos de fantasmas
sale de juerga con los ángeles
pastorea cirros desobedientes
derrota la nostalgia a puñetazos
navega con pericia en los ríos de la piel
y sólo baja de las cumbres
o remonta precipicios
por agua o por amor
(¿cuál es la diferencia?)


Sólo habla con los pájaros
los mendigos, las ventanas
y acumula el tiempo
como en cerros de hojas
dentro de un reloj que sangra
la indecible herida
de existir
y tener que simular
ser humano, no violín

No hay comentarios.:

Publicar un comentario