26 octubre, 2015

TANIA EN LA BRUMA






Mira Tania
cómo quedan tristes las lunas y las ventanas
los caracoles y la brisa
los tejados, los caballos de carrusel
los calendarios con círculos en rojo
las campanas de las iglesias, las hojas en sombra
los niños, las estrellas de mar, la calle Bilbao
los zapatos no lustrados, las acuarelas
los gatos, los perros, las palabras

Quedan tristes
como si la lluvia fuera para siempre
Quedan tristes
como amantes expulsados del amanecer 
por un dios castigador

Quedan tristes 
cuando en silencio te marchas con la bruma y la ceniza
y regresas con nuevas mordeduras en el alma
con grietas en la mirada
sin pájaros en la risa
avergonzada de respirar

Quedan tristes
como yo
O quizás 
mucho más

Debes saber
que también subí a la cruz 
casi todos mis cuerpos
y algunas de mis almas

Le tuve miedo al reloj
a los tréboles de cuatro hojas
a los dedos largos
al vozarrón de mi padre

Me hice niño y me hice viejo
bebiendo a sorbos largos la leche negra del crepúsculo
esa agua cruda que baja por los párpados hacia ninguna parte
Y oculté piedras en el ombligo
piedras mudas
piedras de olvido

Atravesé a nado un océano de espejos rotos
donde los barcos naufragaban sin necesidad de tormenta
sin que nadie los viera
sin que nadie los rescatara de su naufragio o de su no naufragio

Y es extraño, muy extraño
pero tuve dolor de saliva

Mira Tania
como todo está ya listo
a la espera de una palabra sin esquinas
de un latir sin bordes

Es hora 
de regresar a lugares sin tiniebla y sin muralla
sin cruces de sal en caminos despoblados
que no están en ningún lugar
pero que emergen de la nada cuando te quedas en ellos
y les pones un nombre, un silencio, un amar
un ser
un estar

Debes entender
Tania en la bruma
que ya no hay dónde 
ni de qué
y que ya no hay nada 
ni de quién





6 comentarios:

  1. Dejame que lea y relea este poema mil veces. Hay versos aplastantes, hay imagenes para grabar a fuego, hay sensibilidad para ahogar un mundo.
    Que grande eres, poeta.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. dicen que internet te permite conocer gente interesante y de la otra, sin haber tenido tiempo de leer tu blog, creo que descubri una de la primera especie. Me gusto mucho el poema y te agradezco que hayas elegido ese cuadro, que lo describe tan acertadamente.
    Coincidimos en varias peliculas y libros y me atrevo a recomenarte los libros de el premio novel portugues Jose Saramago, maravilloso escritor !!

    ResponderEliminar
  3. Me parece uno de tus más bellos poemas.
    Tania en la bruma llega.
    Tania en la bruma duele.

    ResponderEliminar
  4. Me maravilla leerte, Mauricio.
    Es un regalo haber encontrado tusletras. Son hechas una a una...perfectas, dicen lo que el alma ha querido leer alguna vez...
    Cada vez que te leo, me digo, este poema es, pero vuelvo a leerte y agrego el otro y el otro.No me das tregua.
    Escribes como el amanecer...

    ResponderEliminar
  5. Las brumas traen ausencias, algunas tan dolorosamente bellas que casi podemos respirarlas en mitad de la bruma que nos las trae y nos las lleva.

    Un poema para leer en quietud y sobre todo, si se siente el alma sola.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  6. Poeta eres grande como el infinito de todas las palabras.
    La bruma en paz es una bella experiencia, gracias por toda la belleza de tus versos, sobre todo de este poema que es sublime.
    Cariños infinitos

    ISA

    ResponderEliminar