22 agosto, 2014

COMO BASTANDO DE PÉTALOS


Wassily Kandinsky


Vengo 
de una ciudad sin dónde
que alguien sin tú
dibujó en el viento
como adivinando algo
hermoso y terrible

Para que nadie la olvide
ni pueda quedarse en ella
siempre está mudando
de otoños y de miércoles
de gentes y de calles
de héroes y de villanos

Es como una piel
que se arranca a sí misma
para extenderse en la nada
y resolverse al fin 
entre tatuaje y cicatriz
entre madera y piedra

De allí te traje
esta flor no cortada
que encontré a la orilla
de una lágrima no vertida
como bastando de pétalos
las grietas del espejo



3 comentarios:

  1. Bellísimo como si los colores estuviesen siempre allí, las fragancias se convirtieran en una aroma de esos pétalos de flor no arrancada
    cariños,

    ISA

    ResponderEliminar
  2. Bellas las figuras, pero un poco hérmeticas.


    ResponderEliminar
  3. En lo oscuro está la claridad, en lo hermético: lo expedito.

    Vagar por esas calles
    sin dónde ni porqué,
    al aliento de la brea
    en el asfalto,
    y descubrir los otoños
    y los miércoles,
    las azucenas
    y las enredaderas,
    el espejo reflejando
    ansiedades,
    la soledad
    viajando
    en un barco de papel.

    ResponderEliminar