28 agosto, 2014

PERFUMADO DE OLVIDO





Un hombre, una mujer
Dos sorbos de amanecer


A ella le duelen las alas
Él extravió los remos

A ella le aterra volar

Él nunca aprendió a nadar


Y en el agua de sus ojos
un cisne negro
perfumado de olvido
que en silencio y de noche
bebe el calostro de las estrellas más madres
les ofrece canjear  
vértebras por plumas
cicatrices por alas


Y en la bruma se van se van

remando con sus alas
volando con sus remos





22 agosto, 2014

COMO BASTANDO DE PÉTALOS


Wassily Kandinsky


Vengo 
de una ciudad sin dónde
que alguien sin tú
dibujó en el viento
como adivinando algo
hermoso y terrible

Para que nadie la olvide
ni pueda quedarse en ella
siempre está mudando
de otoños y de miércoles
de gentes y de calles
de héroes y de villanos

Es como una piel
que se arranca a sí misma
para extenderse en la nada
y resolverse al fin 
entre tatuaje y cicatriz
entre madera y piedra

De allí te traje
esta flor no cortada
que encontré a la orilla
de una lágrima no vertida
como bastando de pétalos
las grietas del espejo



18 agosto, 2014

BOLERO



Para esperar el tren
hay que salir al camino
vestido de negro
con el pudor bien guardado
debajo del olvido
correr el cerrojo
de la puerta enmohecida
y bajar al andén
rezando un bolero
obsceno, infalible 





09 agosto, 2014

PÁJARO INCONCLUSO




"Mis pájaros", Rocío Pinin, España

En cada gota de rocío
un pájaro inconcluso
se calza las alas
y sigue llorando
su vuelo ridículo

En cada gota de rocío

un pájaro asustado
se mira al espejo
entrega sus alas
y camina en el viento




08 agosto, 2014

ME INVERNA UN PÁJARO TAN SEDIENTO





Me inverna un pájaro tan sediento
que ya nunca más volverá a llover
ni habrá nubes que jueguen a morir
en esos cielos de cartulina
donde los ángeles miran hacia atrás
arrepentidos de no haber caído
unos cuantos siglos antes




05 agosto, 2014

CUÁNTO


Cuántos rostros caben en tu rostro
cuántas pieles en tu piel
cuántos desiertos en tu paisaje
cuánta verdad en tu espejo
cuánto relámpago en tu cielo
cuánta distancia en tu trayecto
cuántas aceras en tu andar
cuánto silencio en tu boca

cuántas ventanas en tu amanecer
cuántos llaveros en tu bolso
cuántas líneas en las palmas de tus manos
cuántas sueños en tu despertador
cuántas patrias en tu destierro
cuántos colores en tu mirar
cuánto de mí en ti
cuánto de ti en mí