31 enero, 2016

UN DÍA





espigar el tiempo de tus mares náufragos
ofrendar la mañana a la diosa de los tragaluces
raspar el oxido hasta sangrar una sonrisa
liberar manadas de relojes cetrinos
no morirse de obviedad
Ay qué más

11 enero, 2016

EN LA ORILLA






Hay tanta gente en la orilla
dios mío yo no entiendo
cómo piensan meterse todos
todos en la orilla de todo
cómo piensan caber todos
en una orilla tan chiquita
sin que la gente se caiga
sin que se hunda la orilla
y con ella todo lo demás

10 enero, 2016

EL DE AQUÍ






Cuando yo me escapé del destino
era sólo glándula y cartílago
no más que una piel de acuarela

Sólo tú viste la tarde
dibujando mi rostro con cierta indulgencia
en insinuantes briznas de luz

Yo sólo confiaba en el invierno
y en todas las cosas
que no tienen remedio

Tú eras ese animal de la ternura 
que siempre mordisquea los tobillos
en cada punto de partida

Lo amé todo y tanto
Amé vergonzosamente casi todo
pero no sé si en realidad amé algo

Yo ahora sé verdades que ignoro
y dónde queda tu silencio
y dónde queda mi silencio

¿Por qué habré tardado tanto 
en entender que no soy el del espejo
sino el de aquí, el de adentro de mí?

06 enero, 2016

DESCANSO




Cuando yo era mudo
y hablaba todo el tiempo
nunca decía lo que sentía
me tragaba las palabras
me tragaba la vida
Y como sentía mucho
me daba miedo sentir
me daba miedo decir
Todos decían que yo era extraño
una especie de invisible visible

Ahora que ya no soy mudo
y hablo bastante menos
suelo decir lo que siento
no le tengo miedo a sentir
no le tengo miedo a decir
A veces me falla el criterio
y cuando lo noto pido disculpas
Algunos piensan que soy extraño
una especie de visible invisible
Pero qué descanso es colgar los disfraces

DE ESO SE TRATA




Cruzar la orilla
atreverse a mirar una flor 
hasta ser esa flor
pero tan esa flor
que nada ni nadie
pueda acallar
tu aullido de pétalos

De eso se trata


04 enero, 2016

DEBERÍA HABER



Debería haber palabras protegidas
reservas de palabras, santuarios de palabras
palabras intocables, indecibles

Hay tantas palabras en peligro de extinción
tantas palabras que mueren por falta de uso
y también por sobreexplotación

Debería haber palabras protegidas
reservas de palabras, santuarios de palabras
palabras intocables, indecibles

02 enero, 2016

TE TENÍA MIEDO



Natalia Ivanova


Claro que te tenía miedo
Pero eso no te hace temible
ni a mí me hace cobarde
O quizás sí, qué más da
Sólo que queda demostrado
que te sabía, que siempre te supe
de la única y de todas las maneras
en que se puede realmente saber
que es saber sin saber
sin saber que se sabe

ARRULLO PARA LA HORA DEL CAFÉ AMARGO




No puede ser sólo tuya
esa penita tan grande
No puedes tú llevarla sola
sin que ella te lleve a ti

Esta penita tan grande
no puede ser sólo mía
Yo no puedo llevarla solo
sin que ella me lleve a mí