22 febrero, 2014

SIEMPRE HAY FAROS





Cuando el silencio arrastra palabras
y las palabras se dejan encantar por el silencio
el corazón no es más que otra prenda de vestir
que se dobla y se guarda para mejor ocasión

Cuando el amanecer es una grave ofensa
y el vacío nos succiona como un mar embravecido
se deja de creer en las lágrimas del ser amado
y enmudecen todas las voces que ayer nos nombraban


Cuando los semáforos tienen más de tres luces
y pareciera que nos vigilan las cámaras de televisión
Vamos deprisa con las manos en los bolsillos
sin saber si estamos dormidos, muertos o desnudos

Cuando el espejo no aporta ninguna evidencia
y el baño es mucho mejor que la cama
Se nos han borrado hasta las huellas dactilares
y de nada sirven las migas de Hansel y Gretel

Cuando llegar al dormitorio es una proeza
y en el fondo sabemos que están cayendo las últimas hojas
Cuando ya no hay dónde esconderse
pero en realidad nadie nos está buscando

Cuando la gente nos mira extrañada
y ni siquiera interesa guarecerse de la lluvia
Cuando no nos devuelven la llamada

y no hay modo de improvisar una salida

Cuando en pleno vuelo nos damos cuenta
que no funciona el tren de aterrizaje
El sol se declara en huelga de rayos caídos
y nadie viene a decirnos "todo está bien, duérmete ya"


Siempre hay faros en el mar
siempre hay faros en la piel
siempre hay faros en la sangre
siempre hay faros bajo el mar





SOLÍA ABORDAR TRENES DE CARGA





Yo solía abordar trenes de carga rumbo a ciudades de calles esmaltadas por el llanto de las lunas 

Casi siempre llegaba cuando el vino se había acabado
y a nadie le quedaba saliva para derrochar en conversaciones que duraban hasta el amanecer

Entonces la lluvia era como una novia que llegaba al altar sin el consentimiento del padre 

Mis ojos negaban al sol
El sol me insultaba

Las hechiceras me sanaban de terribles dolores que en realidad nunca había padecido 

Mis destinos eran siempre capitales de  países en guerra




09 febrero, 2014

DOMINGO



"Desnuda de espaldas", Joan Marti Aragonés, de la Colección "Figura Humana II"

Como regresan a la memoria
los rostros de aquellos con quienes alguna vez bebimos vino en copas de buen cristal
tu sombra emerge intacta de ti 
con esa impune solemnidad que tiene la mañana

Alguien se ha dado el trabajo de guardar 

en una jarra ladeada de infinitos
todas las lágrimas de los postulantes al olvido
para ir con ellas regando en silencio
los árboles que han perdido la intención de florecer

Es domingo

Los amantes estiran las sábanas de sus sepulcros
Todo está al alcance de la mano
Pero todo queda demasiado lejos





07 febrero, 2014

COMPLETITUD



Pintura de Arunas Zilys, Litiania





Y después de ser el sol y mucho más
me vuelvo trébol de cuatro penumbras

Es absurdo tratar de regresar

a un lugar que ya no existe

¿Qué habrá entonces

para después de la completitud?